jueves, 22 de mayo de 2014

¡No entiendo nada...!
No se por qué me siento así.
No puedo olvidarte...
Lo he intentado todo, he conocido a otros chicos, he salido con ellos, me he divertido, pero no, no puedo olvidarte.
A veces creo que tengo un serio problema.
He llegado a pensar que estoy loca, o que siento una cierta dependencia...
Me comentaron que suele pasar cuando alguien llega a tu vida en uno de tus peores momentos.
Pero la verdad, no creo que sea así.
Tal vez te quise de verdad, tal vez aún te quiera...
No dejo de pensar en ti ni un solo momento.
Siempre estas en mi mente, siempre metido en mi corazón.
Quizás puedas entenderme algún día, quizás pueda entenderme yo...





lunes, 19 de mayo de 2014

Para ti...


Me entristece que te encuentres mal.
Ya sabes, uno desea todo lo mejor para las personas que quiere.
Y a pesar de todo, es lo que deseo para ti.
No puedo estar a tu lado para cuidarte, sabes que me hubiera gustado.
Habría intentado que estuvieras bien, aunque solo fuera un poquito...
Tendré que conformarme con saber que dentro de poco esto será una anécdota para ti y que continuarás con tu vida como lo has hecho hasta ahora.
Cuando eso ocurra, me sentiré contenta de verte feliz.
No te preocupes, de que menos te des cuenta todo habrá pasado.
Son solo piedras en el camino que se superan y te hacen mas fuerte.
Sabes que puedes contar conmigo cuando lo necesites.
Aunque solo sea para apoyarte desde la distancia, siempre me tendrás aquí...








sábado, 3 de mayo de 2014

Hoy va por vosotros..

Por ti, Manolo.
Por ti, que apareciste de la noche a la mañana en mi vida, de ese modo tan particular, sin esperarte...
Me diste momentos inolvidables, me ayudaste a descubrir que podía amar,
que aún no estaba todo perdido, y que merecía una oportunidad para ser feliz.
Gracias a ti me hice fuerte.
Comprendí que debía luchar por mi sueño y seguir adelante...
Y así fue...

Por ti, Miguel.
Por ti, que me enseñaste a amar a pesar del dolor.
Aprendí a amar sin medida, a entregarme en cuerpo y alma, a dar sin esperar nada a cambio.
Contigo descubrí lo grande que es el amor.
Que amar no es sexo,pasión ni deseo.
Amar es mucho mas...
Es comprender, apoyar, querer lo mejor para ese ser especial que tienes al lado,con sus defectos y virtudes.
Amar es entregar y entregarse a cambio de nada, es estar ahí para lo bueno y para lo malo. Es no desaparecer cuando el otro te necesita...
Es olvidarse de uno mismo y dar lo mejor de ti.
Y así fue...


Por ti, Carlos.
Por ti, que apareciste en uno de mis peores momentos.
Volviste a encender la llama de mi corazón, que por aquella época estaba apagada y sin vida...
Me devolviste la ilusión, las ganas de vivir.
Nunca llegarás a comprender lo realmente importante que fuiste para mi,y de lo que yo habría sido capaz de hacer por estar a tu lado.
Pero cada uno decide lo que quiere para su vida, y tu lo hiciste por los dos.
Aún así me enseñaste una gran lección.
En el mundo hay alguien especial para cada uno de nosotros, alguien hecho a tu medida.
Esa persona con la que todas tus piezas encajan perfectamente, centímetro a centímetro.
Y así fue...



Por ti, Emilio.
Lo tuyo fue un conato de...¿amor?
Algo que empezó y no llegó a realizarse.
No tengo muchas palabras para explicar...
Pero, contigo, también aprendí.
Aprendí a esperar.
¡Sabia palabra!
Comprendí que no hay que ilusionarse rápidamente, que la vida te va marcando los tiempos, que lo que tiene que llegar llegará en su debido momento.
Valiosa lección.
Y así fue...


Dicen que cada relación te enseña algo. Y que cuando has aprendido la lección estás preparado para vivir tu verdadera historia de amor.
Tal vez este sea el momento...























'







 

viernes, 2 de mayo de 2014

Querido Paco...

Hoy me pediste que escribiera algo para ti,
algo bonito.
No sé si sabré hacerlo, creo que me he quedado sin palabras...
Son tantas las cosas que rondan por mi cabeza, tantas dificultades con las que me he topado, que ya no sé si soy capaz de pensar...
Me cuesta pensar Paco, me cuesta tanto todo...
Creo que estoy perdida, muy perdida.
O tal vez, estoy tan segura de todo o tan insegura al mismo tiempo, que me siento así de extraña.
¿Sabes?
¡Debería decirte tantas cosas!
Esas que se quedan almacenadas en aquella parte del cerebro, donde duermen los recuerdos, donde dejamos las evidencias, donde guardamos aquello que creemos imposible...
¡Debería decirte tantas cosas...!
Y no te diré ninguna...
Creo que entre nosotros sobran las palabras. Desde el principio existe una conexión especial que va mas allá de lo relativamente normal.
Es algo diferente, algo que no sabría definir, pero está ahí.
Algo de lo que se ha dado cuenta la gente que está a nuestro alrededor, y aunque no te lo haya contado nunca, me comentan...
En fin...
Solo sé que no quiero perderlo, y que pase lo que pase me aferraré a ello con todas mis fuerzas.
Porque creo, Paco, que es lo más valioso que tengo. Y esto no se tiene con todo el mundo.
Así que... ¡Prepárate!
¡Como te marches, me escapo contigo!¡No pienso quedarme sin ti!