miércoles, 31 de agosto de 2011


Estaba asustada, temía que mi presencia no fuera de tu agrado después de lo que había pasado. Me temblaba todo el cuerpo, creía que no sería capaz de dar un paso si te encontraba frente a mí, intenté pasar desapercibida pero fue imposible…
A pesar de mis esfuerzos para que no me vieras me tope contigo de frente. No sabía qué hacer, tan solo levanté tímidamente la vista hacia ti unos segundos temiendo encontrar en tus ojos alguna señal de rechazo, pero sorprendentemente recibí otra clase de señal. Aquella con la que noche tras noche había soñado…
Tu rostro se ilumino al verme, dejaste de lado lo que estabas haciendo y me sonreíste como nunca antes lo habías echo… Jamás había visto esa expresión en tu cara, llegué a verte especialmente feliz y con tus gestos comprendí que yo era la causa de aquella felicidad… Sin pronunciar una sola palabra proseguí mi camino, pero, esta vez, con la certeza de que tú sientes lo mismo que yo…

viernes, 26 de agosto de 2011



¡Necesito tanto que me abraces! ¡No sabes lo que daría porque  volvieras a hacerlo una vez más…!

jueves, 25 de agosto de 2011

¿Recuerdas?


Tal vez lo habrás olvidado, quizás no quieras acordarte, pero aquí estoy para que no lo olvides…
Han sido momentos para recordar, cosas así no pueden olvidarse fácilmente. ¡Dime que no lo has olvidado! ¡Dime que solamente tienes miedo de no poder controlar lo que sientes! ¡No me hagas esto! ¡Las cosas no pueden romperse de este modo…!
Ahora, tan solo recuerda…
  Aquellos días en los que los abrazos nos unían una y otra vez sin apenas hablar. Nunca me lo esperaba, siempre me pillaban de sorpresa, tus brazos rodeaban mi cuerpo cada vez con más fuerza y más pasión…
Recuerda cuando el roce de nuestros cuerpos nos erizaba la piel y debíamos separarnos por temor a no poder controlarnos…
Recuerda cuando tus ojos no se apartaban de mis ojos… Siempre te sorprendía mirándome y cuando lo hacía no disimulabas. En muchas ocasiones las palabras sobraban, solo con tu mirada se hacía el silencio y me sentía plenamente feliz…
Recuerda cuando tus manos tomaban mis manos y no las querían soltar. Continuamente  había una excusa para hacerlo, hablábamos jugando con nuestras manos, las apretábamos con fuerza, como si no quisiéramos separarnos nunca más…
Recuerda cuando me apoyabas contra la pared y sujetando mis brazos te acercabas a mí… Recuerda cuando te pedía que te marcharas y me decías que no te irías…
¡Dime, mi amor, que no lo has olvidado…!   


Ahora sí, ya se acabo, solo quería darte un poco de cariño y no puede ser. Pues… lo siento, ya se acabo y desde ahora para siempre.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Para tí IV


Me convencí a mí misma que aquella sería la última vez que tendría algo que decirte. Pensé que, después de todo lo que había pasado entre los dos, pondría distancia de por medio y me alejaría de ti por mucho que me costara hacerlo.
Estaba realmente convencida, sabía que con esfuerzo lo lograría. Sí, fue mi propósito del verano…
Ahora se me han roto los esquemas, irremediablemente las circunstancias han cambiado. Ahora no puedo ser la persona fría y distante que había estado ideando. Ahora siento que no puedo dejarte ni ignorarte…
No sé si reírme de la vida, o echarme a llorar…Parece que algo en el universo se empeña en que no me aleje de tu lado…
¡Cómo cambian las cosas! La vida me ha vuelto a demostrar que, por muchos planes que hagas, por mucho empeño que pongas en algo, las cosas se desarrollarán completamente al contrario de cómo lo habías imaginado…
No sé cómo será nuestra relación a partir de ahora, pero lo único que tengo claro es que, a pesar de todo, quiero estar a tu lado…

martes, 23 de agosto de 2011


Ahora, más que nunca, te estrecharía entre mis brazos y por unos instantes no te dejaría marchar.
 Ahora, más que nunca, desearía estar a tu lado y no separarme de ti jamás.
Ahora, más que nunca, te demostraría sin tapujos cuánto te quiero…

 

lunes, 22 de agosto de 2011


Tal vez el destino lo quiso así, tal vez decidió que lo mejor para los dos es que estemos separados. Fue inevitable, tenía que suceder de ese modo y así ha sido.
Escucho una y otra vez: ¡No sabes el problema que te has quitado de encima! ¡A la larga verás cómo estarás mejor sin él! ¡Encontrarás otras cosas que te hagan verdaderamente feliz, ya lo verás…!
¡Qué fácil es decir todo eso…! ¡Qué fácil cuando no te duele a ti…!
Sí, posiblemente sea un problema menos, pero fue el problema  más bonito de mi vida… Sí, tal vez esté mejor sin él, pero cuando mi corazón ya no sienta ni mis pulmones respiren… Sí, quizás encuentre otras cosas que me hagan feliz, pero, hoy por hoy, no creo que existan…
Sí, tal vez el destino lo quiso así…

domingo, 21 de agosto de 2011


Solo han sido unos días de calma, en los que, a pesar de los recuerdos, he podido respirar un poco de aire fresco. La inquietud comienza a hacerse latente en mí, siento que vuelvo al punto donde se quedaron las cosas y tengo miedo…
No quiero volver a pasar por todo aquello que me ha hecho sufrir, no quiero vivir esperando recibir las migajas de la felicidad…
No sé cómo hacerlo, pero todo tiene que cambiar…

viernes, 19 de agosto de 2011


No sé lo que siento, estoy  tan aturdida y absorta en mis pensamientos… No, no sé lo que siento cuando faltan pocas horas para volverte a ver… Es más, no sé si quiero hacerlo…
No sé qué sentiré cuando vuelva a ver tus ojos, cuando escuche tu voz, cuando nuevamente te tenga a mi lado y tu olor invada de nuevo todos los poros de mi piel…
Tengo miedo, miedo a volver a sentir lo que durante tanto tiempo he intentado olvidar con todas mis fuerzas. Tengo miedo a descubrir que, a pesar de mis esfuerzos, sigues vivo en mi corazón…
No sé lo que siento, creo que te he olvidado. Pero, si te hubiese olvidado, ahora no estaría pensando en ti…

miércoles, 17 de agosto de 2011


Ya ha pasado mucho tiempo, las cosas se han calmado. Mi mente quiere terminar con todo lo que ayer rompió mi corazón y desea comenzar de nuevo, lejos de aquello que primero me hizo feliz y después la persona más desgraciada de la tierra…
Me aferro una y otra vez a la idea de seguir adelante, de olvidar, de descubrir las pequeñas cosas que pueden suponer un aliciente más en mi insignificante existencia…
Necesito un cambio, un cambio de vida… Necesito ir allá dónde tu nombre no duela cuando lo pronuncie, dónde los recuerdos sólo sean eso, recuerdos, dónde la esperanza de continuar mi vida sin ti sea más fuerte que la angustia de no tenerte…

martes, 16 de agosto de 2011


Hoy por hoy no te quiero en mi vida. Creo que sin ti seré mucho más feliz…
 Mi deseo: no volverte a ver nunca más…

jueves, 11 de agosto de 2011

martes, 9 de agosto de 2011

domingo, 7 de agosto de 2011

Este es mi único deseo.....

Siempre creí que la distancia es el olvido y que el tiempo haría que mis sentimientos se apaciguaran.
 Nada más lejos de la realidad. Estar lejos de ti me ha demostrado que cada día te necesito más y te quiero más…

viernes, 5 de agosto de 2011

¡Me gustaría tanto que todo fuera como antes…! Que me volvieras a abrazar cuando menos  lo espero, que volvieras a acariciar mi cara con esa ternura, que volvieras a quedarte apoyado en la pared sin decir nada, tan solo mirándome fijamente  a los ojos… ¡Me gustaría tanto…!
Aún sabiendo que todo aquello se acabó, ¡qué no daría yo para volver a vivirlo otra vez…!

abraso de amor

jueves, 4 de agosto de 2011

Un día más sin oír tu voz, sin ver tus ojos, sin sentir tu piel… Un día más sumida en la tristeza que me envuelve por no estar junto a ti. Intento resignarme con lo que me ha tocado vivir, intento seguir hacia delante de la mejor manera posible, pero este duro camino se hace cada día más cuesta arriba…
Sé que debo tomar las cosas como vienen, que debo saltar todas y cada una de las piedras del camino, pero sin ti ¡qué duro es…!
Me dicen que te olvide, que no eres para mí, que me has hecho tanto daño que es injusto que dedique un solo minuto en recordarte… Yo lo sé, pero ¿dónde está la fórmula para olvidarte?
Tal vez algún día lo consiga, tal vez vuelva a ser feliz…